Trabajadores en salud protestan

Los trabajadores de este sector están preocupados por la estabilidad laboral, la dotación de infraestructura, insumos y medicamentos, cuando funcione el SUS.

A pesar de los compromisos, por parte del Gobierno central, de garantizar el Seguro Universal de Salud (SUS), en los más de 59 centros sanitarios de la urbe alteña, los trabajadores de este sector se encuentran en estado de emergencia, de no cumplirse lo prometido, a partir del primer mes de 2019 iniciarían las medidas de protesta, indicó su representante, Max Cayllagua. Las aseveraciones del dirigente fueron efectuadas luego de un análisis que se ha realizado en un encuentro nacional, donde el Gobierno se comprometió a brindar todas las facilidades de trabajo un vez que se implemente el SUS, en la ciudad de El Alto, por lo que se espera el cumplimiento, tanto en hacer conocer de manera oportuna las prestaciones y otros detalles con las que deberá contar este programa, con la finalidad de prevenir este trabajo de manera óptima. “Nosotros hemos escuchado de forma paciente todos los ofrecimientos que explicaron en el encuentro nacional, pero eso no quiere decir que estamos de acuerdo con este tema, es por eso que en un ampliado que hemos tenido de nuestro sector se ha decidido entrar en estado de emergencia entre tanto no se cumpla con los mismos, lo que quiere decir que una vez que entre en funcionamiento el SUS y no se cumplan todos los requisitos que se ha solicitado, los más de 800 trabajadores en salud de nuestra ciudad estaríamos entrando con medidas de protesta desde los primeros días de enero del próximo año", indicó el dirigente Cayllagua.

De acuerdo con el representante del sector, muchos fueron los compromisos como las garantías de trabajo en todos los centros de salud y los mismos hospitales, además de las capacitaciones y lo que es más importante, la dotación de todo lo que es necesario en infraestructura, medicamentos e insumos. En el momento, los centros de salud y los hospitales con que cuenta la ciudad de El Alto, no se encuentran en condiciones de brindar este servicio del SUS, debido a que las autoridades correspondientes nunca han podido brindar un apoyo adecuado en infraestructura, medicamentos e insumos, durante la presente gestión, por lo que a la fecha continúan dichas deficiencias. "Nos faltan muchas cosas, es por eso que durante la presente gestión tuvimos muchas deficiencias en la atención que hemos brindado a la ciudadanía, pero se ha hecho de acuerdo a las posibilidades que tenemos en nuestros centros de salud, así como en nuestros hospitales, ojalá para la próxima gestión las autoridades del municipio puedan mejorar las dotaciones, que fueron los principales problemas", afirmó el dirigente.

En el tema de la implementacion de SUS, según el dirigente Cayllagua, el municipio de El Alto, así como todos los del país deberán tener una contraparte económica en este tema de por lo menos un 15,5%, por lo que será otro tema de análisis de este sector de los trabajadores en salud, debido a que este tema también deberá ser garantizado a partir del próximo año. Finalmente el representante de los trabajadores en salud de esta ciudad, Max Cayllagua, advirtió que otro de los temas en los que se incidirá, en el estado de emergencia en el que se han declarado, es la estabilidad laboral que deberán garantizar a todos, una vez que se implemente el SUS.

Fuente: El Diario