Registro de minibuses

Con stikers de seguridad e identificación de los afiliados a sindicatos de minibuses se pretende anular a los llamados “maleteros”, que trabajan libremente a cualquier hora del día, además eliminar los trameajes.

Con el objetivo de sacar a todos los “maleteros”, trameadores y el mal servicio que prestan algunos choferes de los diferentes sindicatos de minibuses en la ciudad de El Alto, y prevenir la inseguridad ciudadana, la Secretaría Municipal de Movilidad Urbana, dirigida por Fernando Flores, decidió implementar stikers de seguridad y de identificación a los más de 24.000 vehículos de los diferentes sindicatos que prestan su servicio en la urbe alteña.

Para el efecto se tiene preparado el registro y la identificación de todo este número de motorizados que circulan en la ciudad de El Alto, que pertenecen a más de 67 sindicatos que operan en las diferentes rutas de los 14 distritos de la urbe alteña, para que de esta manera puedan contar con una tarjeta de identificación y registro, lo que permitirá a la ciudadanía tener una mayor garantía, en caso de presentarse algunos problemas de inseguridad. De acuerdo con el funcionario municipal Fernando Flores, este proyecto ya se tiene preparado para su inmediata implementación, pero que antes de su funcionamiento se encuentran en un análisis en mesas de trabajo, instaladas entre varios grupos que tienen que ver con este tema del transporte público en la urbe alteña, como son las organizaciones sociales, vecinales y el mismo Organismo Operativo de Tránsito (OOT). “En su momento los operadores del transporte público han solicitado una nivelación tarifaria, pero nosotros como autoridades primero necesitamos que este sector puedan avanzar con este tema de la identificación y el registro, porque existe inseguridad y preocupación de la ciudadanía teniendo en cuenta las denuncias que se han recibido de atracos y asaltos,”, explicó Flores.

Según el municipio, mediante la Secretaría de Movilidad Urbana, se ha identificado y clasificado en dos grupos a los operadores de los diferentes sindicatos, como vocacionales y ocasionales, donde en este segundo caso son los que representan un verdadero problema, especialmente en el tameaje, cambios de disco, alteración de rutas, hasta el maltrato al usuario.

De esta manera se ha determinado mediante dicha instancia edil que aquellos transportistas ocasionales, son los que durante el día tienen otro tipo de actividades, son personas que trabajan en diferentes instituciones públicas y privadas, cosa que al haber terminado dichas responsabilidades luego de un horario aproximado de las 18:00 horas, sacan sus motorizados y se ponen a trabajar en diferentes rutas, sin ser afiliados a las organizaciones de este ramo. Mientras que aquellos calificados de vocación son los que realmente viven de esta actividad, donde ocupan gran parte de su tiempo en este trabajo saliendo a las 5:00 de la mañana y terminan su jornada laboral a las 11:00 de la noche, viven exclusivamente del negocio, además tienen que pagar las deudas de sus vehículos en las entidades bancarias. El funcionario indicó que durante la presente gestión en tema de asaltos en minibuses se ha registrado aproximadamente 100 casos, denuncias que llegaron a través de la Guardia Municipal de Transporte y el OOT.

SONDEO DE OPINIÓN

VICTORIA QUISPE

Es lamentable que los choferes actúen de manera muy inconsciente, tratando mal al usuario, por sobre todo con el tranmeaje, que jamás han podido cortar a pesar de los compromisos y de esta forma los que tenemos que sufrir este problema es la ciudadanía en general. Por otro lado, Tránsito brilla por su ausencia en este tipo de control, teniendo en cuenta que está en la obligación de sancionar, pero a causa de los pocos efectivos que salen a las calles, los choferes hacen lo que les da la gana, en desmedro de la economía del usuario.

HERNÁN SALINAS

Es una pena que tengamos que sufrir la malacrianza de los choferes en el maltrato al usuario y lo que es peor, el trameaje que hacen ya es muy descarado, por lo que nuestra economía está siendo afectada de gran manera, porque para llegar de una villa hacia la Ceja debemos gastar el doble de lo que antes invertíamos. Por otro lado, el caos vehicular, no puede ser controlado ni por el Tránsito ni el mismo municipio, especialmente en horas pico, como son las tardes y las mañanas, donde los congestionamientos vehiculares de minibuses representan largas filas.

SEVERO QUISPE

Toda esta mala actitud de los choferes es el perjuicio de la población alteña, porque sus trameajes y las otras arbitrariedades que cometen en contra de nosotros nadie puede parar, menos Tránsito que no aparecen donde deben estar y menos el municipio, porque no tiene mucha autoridad para sancionar. Por eso es que no vamos a permitir el incremento de la tarifa que están pretendiendo los choferes, para ello nos uniremos con toda la vecindad alteña y contrarrestaremos este abuso que están queriendo cometer.

Fuente: El Diario