Celestes protestaron

Se conoció ayer que la dirigencia debe dos meses al primer plantel de Bolívar. La dirigencia no comenta en torno al tema.

El primer plantel de Bolívar llegó ayer a La Paz, luego de la victoria con Destroyers (0-2), por la fecha 24, del torneo Clausura. Los jugadores llegaron sin los uniformes deportivos del club, pareció una forma de protesta debido a que la dirigencia debe sueldos de octubre y noviembre, se comentó ayer de forma extraoficial. Se espera que la medida adoptada tenga eco en la dirigencia encabezada por Guido Loayza y en Baisa, que tiene como presidente a Marcelo Claure. Extrañó porque Bolívar cumplía con los sueldos y no tenía la crisis económica que viven algunos clubes en el fútbol boliviano. Llamó la atención este hecho, sobre todo la presencia de los jugadores sin el uniforme que corresponde, cuando llegaron al estadio Ramón Tahuichi Aguilera para jugar con Destroyers.

“La dirigencia tomará los recaudos necesarios, nosotros estamos concentrados con nuestro trabajo y terminar de la mejor manera (el torneo Clausura). Está todo bien”, dijo de forma escueta Juan Carlos Arce. Por su parte, el dirigente de Bolívar, Álvaro Loayza, prefirió no tocar el tema de la deuda que se tiene con los jugadores. “Es una decisión de los jugadores lo que ocurrió, prefiero hablar de fútbol. Ellos (jugadores) hicieron un esfuerzo en el campo de juego. No quiero hablar de eso (deudas), solo se debe medio mes”, dijo Loayza. El entrenador de Bolívar, Alfredo Arias, consideró que la dirigencia se hará cargo de pagar las deudas para que los jugadores trabajen con normalidad.

“Es un tema que corresponde aclarar a dirigentes y jugadores. Lo único que quiero decir que estoy de acuerdo con todo lo que decidan los jugadores. Lo que incomoda es la causa que deriva (que estén sin uniforme), todo trabajador del mundo debe de recibir lo que merece y sobretodo porque están cerca de las fiestas (de fin de año)”, aseguró Arias que quiere terminar de la mejor manera en el torneo Clausura. En la jornada de ayer, el plantel tuvo descanso y hoy volverá a los entrenamientos para recibir a Real Potosí, el próximo domingo, por la fecha 25. La medida de protesta continuará hasta que se haga la cancelación de los sueldos adeudados.

Fuente: El Diario