El Diablo cumple años y recibe homenajes

Marco Antonio E tcheverry, ayer estuvo de festejo. Celebró sus 48 años con la familia y comiendo pescado en su natal Santa Cruz. Etcheverry partirá hoy a Estados Unidos y de ahí, el próximo fin de semana se trasladará a Guayaquil, Ecuador, donde la dirigencia del Barcelona le quiere rendir un homenaje por el aporte al líder del astillero, como se conoce al popular equipo ecuatoriano en el que el boliviano militó en 1997.

“Soy una persona agradecida con toda la gente, he tenido la suerte de contar con su apoyo primero como futbolista, luego cuando me retiré de la misma manera, siempre tienen la predisposición de darme la mano, para mi siempre es una satisfacción de compartir con la gente”, dijo el internacional boliviano, quien estuvo la anterior semana en La Paz, en el partido donde se recordó los 25 años de la clasificación al Mundial de Estados Unidos.

Tanto en el Hernando Siles como en la gala de la Federación Boliviana de Fútbol, Etcheverry dio muestras de que no ha perdido el feeling con los aficionados, porque siempre estuvo a su disposición. Volver al Hernando Siles le significó una gran emoción, incluso cuando terminó el encuentro ante el combinado Resto de Bolivia, dejó caer lágrimas de emoción por haber jugado de nuevo en el escenario. “Me sentí como si hubiera jugado de nuevo los partidos de las eliminatorias de hace 25 años, fue hermoso, no lo puedo negar”, dijo el internacional, quien dijo que le llamó la atención ver cómo la gente gritaba y los alentaba. No se cansa de agradecer el buen trato de la gente en todo lado, “lo único que puedo hacer es agradecerpor tanto cariño”.

Fuente: El Diario