Un paceño y tres cochabambinos seleccionados para “Pianomanía”

Saúl Mamani Flores (Cochabamba), Aiko Ayala (Cochabamba), Santiago Chávez Auzza (La Paz) y Edzel Mayta (Cochabamba) fueron los elegidos por el Goethe-Zentrum Santa Cruz para ser protagonistas de “Pianomanía”, que consistirá en ofrecer una temporada de música clásica, entre el 5 y 8 de diciembre.

Los tres talentosos bolivianos no sólo compartirán el escenario con los reconocidos músicos alemanes Alexander Schimpf y Marcus Bellheim, sino que estos los capacitarán en técnica, interpretación y en la preparación de obras que se presentarán en los cuatro recitales a ser ofrecidos.

NUEVOS VALORES

La concurrencia de estos jóvenes valores artísticos es fruto de una convocatoria que el Goethe-Zentrum lanzó en marzo de este año, cuando invitó a jóvenes de edades entre los 18 y 25 años, con nivel avanzado, a formar parte de una residencia artística en Santa Cruz de la Sierra. Se recibieron más de 15 concursantes, de las cuales fueron elegidos cuatro.

Chávez es de La Paz, mientras que Mamani, Mayta y Ayala llegarán de Cochabamba.

Aiko Ayala, una de los tres ganadores, no oculta su emoción y reconocimiento por el mérito que todos ellos tuvieron de ser los elegidos para aprender con los maestros Schimpf y Bellheim, quienes ampliarán sus conocimientos hasta conseguir que la interpretación sea “limpia y agradable para cualquier oído”.

“Me siento muy honrada de haber sido seleccionada, ya que me permitirá ampliar más la visión que tengo sobre las obras que he estado practicando, seguir perfeccionándome y exponer las interpretaciones con las que fui escogida para que el público las puedan disfrutar, al igual que lo sentí yo”, expresó la joven pianista Ayala.

“GRAN BENDICIÓN”

Mayta comparte el sentir de Aiko. “Estoy muy agradecido de poder ser uno de los elegidos. Para mí representa una gran bendición, porque es una oportunidad y un privilegio, y por ello me esforzaré. Mis expectativas para este evento es aprender nuevas perspectivas y poder profundizar mi estudio del piano”, explicó.

Por su parte, Saúl Mamani Flores, asegura haber trabajo mucho para poder cumplir las expectativas de la convocatoria de “Pianomanía”. “El haber sido elegido representa un logro más, una meta alcanzada para seguir formándome como pianista. No sólo quiero aprender una técnica, sino que deseo llegar a adquirir un buen nivel de interpretación”, aseveró el cochabambino.

RESPONSABILIDAD

De su parte, Santiago Chávez tampoco oculta su satisfacción. “Me siento feliz, pero es también una gran responsabilidad pasar clases con estos destacados pianistas. Me agrada poder crecer y aprender más de la música y del instrumento en el que quiero especializarme… Deseo absorber todo lo que puedan aportarnos para seguir saliendo adelante”.

La capacitación de los pianistas bolivianos durará cinco días y concluirá con los conciertos que se realizarán en el Goethe-Zentrum.

Fuente: El Diario