Arqueólogo insta al Gobierno financiar museo en Viacha

El arqueólogo Jedu Sagárnaga, quien descubrió cámaras subterráneas, donde se encontraban restos humanos, vasijas, querus, topos en bronce y piezas de madera que corresponden al período Inca y pertenecen a la población de la cultura Pacajes, en el municipio de Viacha, estableció que el Gobierno central es la instancia que debe invertir en la construcción de un museo en el lugar del hallazgo.

“Una vez que fueron recuperados los restos cerámicos, líticos, metálicos, si bien fueron trasladados de Viacha a un laboratorio en la ciudad de La Paz, para luego hacerse una exposición en el Museo Nacional de Arte, el siguiente paso es hacer la entrega de estos restos a la Alcaldía de Viacha, pero la Unidad de Arqueología fue la instancia que observó esta última etapa indicando que Viacha no reunía las condiciones para mantener todas las piezas arqueológicas encontradas, por lo que la entrega se detendrá hasta que en Viacha se construya un museo que reúna las condiciones”, dijo.

EQUIPO DE TRABAJO

El grupo de arqueólogos que efectuó las excavaciones en Viacha está conformado por Wanderson Esquerdo, Jedu Sagárnaga y Vir Patzi.

Todos indicaron que tienen como primera tarea, que las piezas arqueológicas vuelvan al municipio donde corresponden.

“Porque el problema del resguardo de las piezas arqueológicas se considera endémico en el país; porque ni la Unidad de Arqueología tiene el espacio suficiente; por eso no sabemos a dónde llevar cuando tenemos hallazgos”, lamentó Sagárnaga.

Asimismo, reconoció que la construcción de un museo en las condiciones en las que exige la Unidad de Arqueología podrían superar incluso el presupuesto total que percibe el municipio de Viacha, aspecto que imposibilitaría la construcción en un tiempo prudente.

“Eso significa que todo se paralizará, cuando lo correcto es que se impulse la construcción, porque si se tuvo la posibilidad de invertir siete millones de dólares en la construcción del museo de Orinoca–Oruro, porque no poder destinar recursos en la construcción de un museo arqueológico que preserve estos restos en la población de Viacha, en el lugar donde fueron descubiertos”, añadió.

RESTOS

En cuanto a la totalidad de restos arqueológicos encontrados, Sagárnaga confirmó que son 200 artefactos entre vasijas, querus, topos en bronce y piezas de madera.

“Sólo una tumba y se supone que fue la más grande, al ser colectiva. Seguramente entonces era una especie de galería, porque después de la excavación se encontró una cueva, en la roca puzolana, muy suave donde fue trabajada y por esas características se convierte en un descubrimiento inédito. Nunca antes se ha reportado esto en la Arqueología boliviana”, explicó.

En otras culturas incarias, los restos arqueológicos y humanos, se construían sobre suelo con la designación denominada Amaya Huta (la casa del muerto), conocida como Chullpares.

“Para mí, este descubrimiento es extraordinario. Nunca antes se han encontrado bases cavadas en la roca. Cuando los arqueólogos ingresaron en la cámara, se toparon con cuerpos humanos y algunos artefactos. Si bien los cuerpos estaban amontonados, pero la roca puzolana al ser porosa, permitió el ingreso de la humedad en 500 años, aspecto que generó que se desintegren los cuerpos humanos, por lo que no podemos hablar de momias, sino, sobre todo de costras que se deshacían en polvo”, explicó

Añadió que por lo que lo recuperado, son pequeños fragmentos de hueso salinos, “que sirven para el análisis radio-carbónico o estudios de ADN”, detalló.

En las cámaras grandes no fueron recuperados restos humanos completos, sino sobre todo cerámica en una cantidad de 30 ejemplares, donde las piezas están completas y algunas fueron restauradas por el equipo de arqueólogos.

“Siendo piezas significativas que dan la pauta de pertenecer a un período Inca, además de 150 objetos de metal, la mayoría son Topos o Tupus de cobre, (enseres muy femeninos) de filiación Inca. También se encontraron 10 objetos de madera, cuyo estado es muy frágil”.

Aún los arqueólogos deben realizar más estudios, con la finalidad de establecer mayores características de las piezas encontradas.

Jedu Sagárnaga es docente universitario y único especialista en el estudio de metales en el país.

Fuente: El Diario